Clases de salsa en Malaga

Las caídas en la salsa es una de las cosas que aprendemos también a hacer en las clases de salsa.
Aunque no lo creas, serás capaz de hacerlo.

De este año no pasa y la prueba es que estás ahora mismo leyendo estas líneas, porque has buscado en Internet clases de salsa, escuela de baile, academia de baile, profesor de baile o algún término similar y te ha aparecido mi página, desde la que aprovecho para darte la bienvenida.

Nosotros estamos en Teatinos y concretamente en El Cónsul. Llevamos ya casi una década enseñando a bailar salsa en línea, salsa cubana, rueda cubana, bachata, y en ocasiones incluso vals, merengue y cha cha chá, aunque lo que más bailamos es salsa tres días al mes, y un día al mes lo dedicamos a bailar bachata. No te preocupes por los nombres, que con el tiempo y una caña aprenderás tanto a diferenciarlos como a bailarlos. Esa misma cara puse yo la primera vez que oí hablar de ellos.

Las clases son dos horas semanales, en un mismo día. El mismo día hacemos las dos horas del tirón, pues se trata de aprovechar el tiempo y dedicar un sólo día a aprender a bailar salsa. Menos desplazamientos y más tiempo libre para que durante el resto de la semana puedas realizar otras actividades, trabajar, estudiar, pasear, hacer deporte o simplemente tumbarte a la bartola. Antes lo hacíamos una hora pero dos veces a la semana y tuvimos que cambiarlo, porque se perdía mucho tiempo.

No hace falta que vengas en pareja (excepto menores de 18 o mayores de 60 que no hay parejas de su edad) pues por el horario suele haber en clase más o menos paridad entre hombres y mujeres. Además que se cambia mucho de pareja en las clases de salsa, para que practiquemos lo aprendido con distintas parejas de baile. Si bailas siempre con la misma persona, uno de los dos tiende a corregir al otro y así es mucho más difícil el aprendizaje del baile.

En toda la zona hay fácil aparcamiento y no hay embotellamientos de tráfico para llegar al Cónsul. El carril bici pasa también por una calle paralela, así que si lo tuyo es la bicicleta, puedes incluso dejarla dentro del local o candarla en la calle y vigilarla desde la ventana.

¿Bailas?