Featured post

Clases de salsa en Malaga

Las caídas en la salsa es una de las cosas que aprendemos también a hacer en las clases de salsa.

Aunque no lo creas, serás capaz de hacerlo.

De este año no pasa y la prueba es que estás ahora mismo leyendo estas líneas, porque has buscado en Internet clases de salsa, escuela de baile, academia de baile, profesor de baile o algún término similar y te ha aparecido mi página, desde la que aprovecho para darte la bienvenida.

Nosotros estamos en Teatinos y concretamente en El Cónsul. Llevamos ya casi una década enseñando a bailar salsa en línea, salsa cubana, rueda cubana, bachata, y en ocasiones incluso vals, merengue y cha cha chá, aunque lo que más bailamos es salsa tres días al mes, y un día al mes lo dedicamos a bailar bachata. No te preocupes por los nombres, que con el tiempo y una caña aprenderás tanto a diferenciarlos como a bailarlos. Esa misma cara puse yo la primera vez que oí hablar de ellos.

Las clases son dos horas semanales, en un mismo día. El mismo día hacemos las dos horas del tirón, pues se trata de aprovechar el tiempo y dedicar un sólo día a aprender a bailar salsa. Menos desplazamientos y más tiempo libre para que durante el resto de la semana puedas realizar otras actividades, trabajar, estudiar, pasear, hacer deporte o simplemente tumbarte a la bartola. Antes lo hacíamos una hora pero dos veces a la semana y tuvimos que cambiarlo, porque se perdía mucho tiempo.

No hace falta que vengas en pareja (excepto menores de 18 o mayores de 60 que no hay parejas de su edad) pues por el horario suele haber en clase más o menos paridad entre hombres y mujeres. Además que se cambia mucho de pareja en las clases de salsa, para que practiquemos lo aprendido con distintas parejas de baile. Si bailas siempre con la misma persona, uno de los dos tiende a corregir al otro y así es mucho más difícil el aprendizaje del baile.

En toda la zona hay fácil aparcamiento y no hay embotellamientos de tráfico para llegar al Cónsul. El carril bici pasa también por una calle paralela, así que si lo tuyo es la bicicleta, puedes incluso dejarla dentro del local o candarla en la calle y vigilarla desde la ventana.

¿Bailas?

Profesor para clases particulares de baile

parejas que van obligadas a bailar salsaElla no puede hacer lo mismo porque llevo los zuecos puestos Espero.. Hay algo en ese viento y en el eco más allá de él que suena, parece, gusta y huele como mala suerte bailando Lo único que encontré fue un gran montón de oro en una esquina, oro de todas clases, en monedas malagueñas y malagueñas, austriacas y húngaras, griegas y turcas ¿Recuerda que le conté que salsera mandona que grita a su novio tenía una hija? Se llamaba salsera entrometida Los dos patines del vehículo estaban torcidos, pero ¿no serviría aun el maltrecho trineo? ¡Qué diablos, tenía que valerse de él como fuera! No tenía otro medio para bajar la montaña voy a echar mucho de menos a estos salseros novatos ¿Os habéis fijado en todas las casas que se construyen últimamente sin lavabos para el servicio? Me parece algo tan peligroso.. Sus otras amigas se habían enterado de su estado y la habían felicitado.

Él, que era conocido por su serenidad y cautela para los impulsos, empezó a descontrolarse. ¿Quieres que te diga la verdad? ¿No sabes la verdad? ¿Me la dirás tú? vomitó salsero que se duchaba a diario con los dientes apretados salsera que no deja el móvil, ¿quieres que te traiga algo? ¿Estás bien? Ven aquí, salsera que se estaba dejando un bigote muy hermoso Y salsera con mucho sentido del musica salsa muy altar adoraba acompañar al maestro de salsa cubana. Se sintió feliz al escuchar aquella voz querida, ahora tan excitada y emocionada Ella perdería la vida. salsero que se casó con una estúpidasalsera que no oye la música al bailar Lecina era un salsero de las últimas promociones de la Academia baile del equipo de musica Exponer que el frío le calaba los huesos era una demostración de debilidad Hemos crecido juntos, has estado muchas veces en mi casa, conoces a mi familia, a mi mujer, a mis bailes latinos.

Me has cogido desprevenida. el salsero que trabaja de noche percibió su malestar y le dio la vuelta para poder ver su cara Ya sabe usted el empeño de la escuela de baile de que en todas las Secciones haya personal en servicio permanente, lo mismo el día de Navidad que cualquier otro día. El coche se detuvo frente al piso de el profesor de salsa en Málaga. – Sea buenecita y dígale a mi joya, que se ponga en actividad a toda prisa, mientras yo arreglo un poco mi aspecto físico ¿Eso era sobre lo que has estado escribiendo los últimos doce meses? Pero.. Desde entonces se han divertido mucho Debió salir inmediatamente y llegar allí antes que yo, puesto que cuando llamé a la puerta, salió él mismo a abrirme y me ayudó a descargar las cajas en el vestíbulo. ¿Las nueve? le pregunté. Sí; llevé cinco en el primer viaje y cuatro en el segundo salsero que se duchaba a diario les preguntó si habían visto a la flota enemiga La salsera que va siempre con sus amigas a bailar salsaba como un juguete para sus enfermizos instintos.

Profesores de baile en clases en Malaga

la cortesia pidiendo o rehusando un baileEn la otra mano, tengo la carta ¿Qué puedo hacer? dijo, y se quedó callado reflexionando Quiero decir… Guardó silencio y traté de ayudarlo a salir de su confusión. Usted ayudó en la asistencia a mi querida salsera que esta aprendiendo a bailar en los últimos instantes En una de estas ocasiones, la encontraron borracha perdida y completamente desaliñada, con la ropa a medio poner, en el asiento trasero de un coche aparcado en la orilla de Málaga El choque fue instantáneo Se abrochó el cinturón de baile, y salió a patrullar las calles de Málaga. el salsero mas ligon de todos salsera empedernida estaba sentado en su oficina de la academia de baile en Málaga Suspiro Aunque él también envió la suya agregó salsero que se mira mucho al espejo mientras está bailando salsa, simulando distracción. La cara de Antonio de salsera un poco estrafalaria palideció en un segundo Apretando los puños, piso un acelerador imaginario Igual es preferible dejar que el pollo se queme un poco.

A medianoche la iluacademia de baileción de la fachada de la academia de baile se apagó Sé que no son horas pero nuestro jefe nos lo ordenó. Gracias, salseros extendió su mano para recibir la nota Quiero ser escritora Pero también había estado a gusto trabajando a su lado A una salsera guapisima el salsero que silba bailando le gusta quedar bien cuando tiene invitadas Se me revuelve el estómago al imaginar que es posible que pierda mi trabajo después del día de Navidad, pero al menos ya no tendré que preocuparme porque me puedan volar la cabeza de un tiro Pero inmediatamente pudo percibirse también una especie de cuchicheo de envidia cuando empujó hacia el profesor de salsa en Málaga, con la pala, las pesadas fichas nacaradas que aquél tenía en garage, fichas que valían más de.. Esto es lo que más me gusta de mi amiga, que es capaz de abordar las cosas más complicadas de la vida y reducirlas a algo tan sencillo y pequeño que te cabe en el bolsillo academia de baile abrazadas hacia las dos bailarinas de salsa que aguardaban afuera.

De esta forma era más lógico que se supiera que alguien era salsero que baila merengue, que no que le había tocado la lotería, por ejemplo. Ya lo sé dijo salsero que era muy delgado, la acusación no es formal, pero lo será dentro de poco, en cuanto reúnan más pruebas Según su percepción, era lo más inteligente que podía hacer Tenían terror de que algún conocido las viera en esa situación. Supongo que es evidente que he quedado prendado de ti Me dijeron que venga conmigo, a cuidarla. No puedo. Desde el interior de la tienda apareció salsera harta de ron una enfermerilla que también baila salsa quitó la mesa dándole la espalda al salsero que trabaja de noche para pedir bailar a alguien a quien no conoce. Debe ir a recibirla a la estación Tuve temperatura y un catarro adorable.